¿Cuánto aguanta el cuerpo sin dormir?

¿Sabías que nuestro cuerpo tiene límites ante la falta de sueño? Descubre cuánto tiempo podemos estar sin dormir y que nuestros cuerpo aguante sin problemas.

cuanto aguanta el cuerpo sin dormir

Dormir es una de las necesidades básicas del cuerpo junto a comer y beber. De hecho, es la más importante de las tres, ya que necesitamos dormir para que nuestro cerebro descanse y nuestro cuerpo se regenere. Durante el sueño, el cuerpo repara los tejidos y crece mientras que el cerebro consolida lo aprendido y memoriza. Por eso, los expertos recomiendan dormir un mínimo de 7 horas al día si queremos gozar de una salud física y mental fuerte. No obstante, si bien es cierto que no todo el mundo necesita las mismas horas de sueño para mantenerse en condiciones optimas, existe un límite sobre cuánto puede estar el cuerpo sin dormir.

¿Cuánto podemos estar sin dormir?

Los estudios realizados por varios expertos establecen un máximo de 11 días para que el cuerpo aguante sin dormir, o lo que es lo mismo 264 horas. Este tiempo récord lo marcó un estudiante que se pasó despierto 11 días para entregar un trabajo. Otros estudios han establecido una media de entre 8 y 10 días para que el cuerpo aguante sin dormir, mientras que durante los procesos bélicos se ha podido demostrar que los soldados aguantan entre 4 y 5 días sin dormir.

No obstante, la realidad es que a partir de las 72 horas sin dormir, nuestro cuerpo empieza a resentirse y las funciones psicológicas y fisiológicas comienzan a verse afectadas.

💡 ¿Sabías que un adulto debería dormir entre 7 y 9 horas? Descubre cuántas horas debes dormir al día según tu edad, según la National Sleep Foundation (NSF).

¿Qué efectos tiene la falta de sueño sobre el cuerpo?

El insomnio continuado impide que el cerebro repose y el cuerpo realice las funciones de regeneración de las células que hay en el cuerpo humano necesarias para su buen funcionamiento, por lo que no dormir puede provocar algunos problemas de salud como:

  • Falta de concentración
  • Disminución de la capacidad sensitiva (vista, oídos, tacto…)
  • Dolor de cabeza y migraña
  • Dolor muscular
  • Mareos y desmayos
  • Confusión
  • Debilidad y pérdida de estabilidad
  • Náuseas
  • Ansiedad
  • Bajada de defensas ya que el sistema inmune se debilita ante el estrés al que se ve sometido el cuerpo ante la falta de descanso.

Temas: Cuerpo humano.