¿Cuántas células hay en el cuerpo humano?

¿Cuál es el número de células que puede poseer el cuerpo de una persona? ¿Cuáles son diferentes tipos de células que existen en el cuerpo? Descubre qué clases de células podemos encontrar en cada uno de los tejidos. Además, podrás conocer cuáles son las características y funciones de cada una de ellas.

Cuántas células hay en el cuerpo

Las células son pequeñas unidades anatómicas fundamentales en todos los organismos vivos. Nos permiten desarrollarnos y realizan sus funciones para que el cuerpo actúe correctamente. Por ello, queremos saber cuántas células hay en el cuerpo humano y los diferentes tipos de células que existen.

¿Cuántas células tenemos las personas?

En nuestro cuerpo existen un gran número de células con un tamaño tan minúsculo que no son perceptibles a nuestros ojos. Sin embargo, son imprescindibles para que nuestro organismo funcione a la perfección. No poseer las suficientes o tener algún defecto en ellas puedes tener consecuencias en nuestro cuerpo.

Aunque no es posible saber el número de células que posee el cuerpo humano, algunos estudios afirman que tenemos aproximadamente entre 30 y 40 billones de células.

¿Cuántos tipos de células hay en el cuerpo humano?

Cada una de las células se encuentra en un lugar diferente y posee una función en el cuerpo. Por ello, queremos mostrarte las diferentes clases de células, sus características y qué hacen en nuestro cuerpo.

Células en el tejido nervioso

En el tejido nervioso encontramos 4 clases de células que nos permiten hacer funcionan este grupo.

  • Neuronas: se encarga de recibir, conducir y transmitir todos los impulsos del sistema nervioso. Es la célula principal de este sistema.
  • Neuroglia: ayudas a las neuronas como protección, aislamiento o medio a través del cual ir moviéndose.
  • Conos: estas células se encuentran en la retina. Ayudan a captar la luz con una alta intensidad. Nos permiten la vista diurna y diferenciar colores.
  • Bastones: al contrario que las anterior, nos permiten captar la luz de baja intensidad, como en los momentos de noche o de oscuridad.

Células en el tejido epitelial

Estas clases de células permiten estructurar las partes más superficiales del cuerpo. Las dividimos en dos grupos:

Tejido de recubrimiento

Son las que recubren nuestro cuerpo. Podemos encontrar varios tipos:

  • Células de la epidermis: también llamadas células queratinosas. Son compactas y están unidas para
  • Células pigmentadas: dan color a la piel gracias a que producen melanina.
  • Células de Merkel: nos proporcionan el sentido del tacto. Se conectan con el sistema nervioso para ofrecer esa información.
  • Neumocitos: están en los alvéolos pulmonares y hacen de puente entre el aire recogido en los pulmones con la sangre, para intercambiar el oxígeno por dióxido de carbono.
  • Células de la papila: están en la boca y nos aportan el sentido del gusto.
  • Enterocitos: están en el intestino delgado y absorben los nutrientes digeridos para pasarlos a la sangre.
  • Células endoteliales:  permiten la correcta circulación de la sangre a través de la configuración de los capilares sanguíneos.
  • Gametos: participan en la fecundación y formación del embrión. En los hombres es el espermatozoide, mientras que en la mujer es el óvulo.

Tejido glandular

Estas células nos permiten producir y liberar diferentes tipos de sustancias en el cuerpo.

  • Células de las glándulas sudoríparas: se encargan de producir el sudor para eliminar toxinas y reducir la temperatura corporal.
  • Células de las glándulas lagrimales: ayudan a lubricar el párpado para que deslice correctamente. Genera las lágrimas pero no las almacena.
  • Células de la glándulas salivales: facilitan la digestión a través de la producción de saliva. También ayuda a la eliminación de bacterias.
  • Hepatocitos: se encuentran en el hígado y permiten la secreción de bilis. También permiten la reserva energética de glucógeno.
  • Células calciformes: se encuentran en varias parte del cuerpo. Se encargan de producir las mucosidades que actúan como protectores del cuerpo.
  • Células palietales: están en el estómago y su función es que la digestión se realice de forma adecuada.

Células en el tejido conjuntivo

Para unir y mantener la estructura corporal es necesario disponer de los diferentes tipos de células del tejido conjuntivo:

  • Fibroblastos: producen colágeno para mantener la estructura del cuerpo.
  • Macrófagos: se encargan de fagocitar cuerpos extraños y presentar los antígenos para ofrecer respuestas de defensa.
  • Limfocitos: son las que generan los anticuerpos. Están en los leucocitos o glóbulos blancos. Interactúan con los antígenos de los macrófagos y se encargan de generar una respuesta de defensa.
  • Monocitos: son la forma inicial de los macrófagos, pero estos circulan por la sangre en todo momento.
  • Eosinofilos: son un tipo de leucocitos que generan sustancias para luchar contra los parásitos.
  • Basofilos: son unos glóbulos blancos que ayudan en el proceso de inflamación y tienen la culpa de la formación de edemas.
  • Mastocitos: producen y reservan algunas sustancias como la histamina o heparina como modo de defensa.
  • Adipocitos: están por todo el cuerpo y permiten extraer grasa como método de defensa.
  • Condroblastos y condrocitos: encargadas de formas los cartílagos en nuestro cuerpo.
  • Osteoblastos y osteocitos: se encargan de la formación de los huesos.
  • Hematíes: se les puede conocer como eritrocitos. Es la célula más importante de la sangre y permite llevar el oxígeno a las células y extraer el dióxido de los pulmones.
  • Plaquetas o tromobocitos: ayudan a reparar los vasos sanguíneos para evitar perder sangre.

Células en el tejido muscular

En el tejido muscular solo encontramos las células de las fibras musculares o miocitos que es la célula más importante en la configuración de los músculos. Tienen la característica de que son alargadas y permiten estirarse, lo que nos aporta movilidad.

Temas: Anatomía y Cuerpo humano.