Calculadora TIR

¿Necesitas saber cuál es la rentabilidad de un proyecto? Con la Calculadora TIR puedes calcular fácilmente online la tasa de retorno de tu inversión.

Calcular TIR

0,00
Año Cobros Pagos Flujos de Caja
0
1
2
3
4
TIR

Pon esta calculadora en tu web
  • ¿Te ha sido de ayuda?
  • No

Si estás buscando inversión o te interesa invertir en algún proyecto necesitarás tener muy clara la viabilidad económica del mismo antes que nada. La Tasa Interna de Retorno (TIR) es, junto al Valor Actual Neto (VAN), el parámetro más importante que deberás tener en cuenta para calcular la viabilidad de tu proyecto.

¿Qué es la Tasa Interna de Retorno?

La Tasa Interna de Retorno o TIR (Internal Rate of Return o IRR en inglés) es un parámetro que te indica la viabilidad de un proyecto basándose en la estimación de los flujos de caja que se prevé tener. Por decirlo de forma sencilla, para calcular la TIR se toman la cantidad inicial invertida y los flujos de caja de cada año (ingresos de cada año, restándole los gastos netos) y en base a eso calcula el porcentaje de beneficios que se obtendrá al finalizar la inversión. Cuánto mayor se la TIR, más rentable será el proyecto.

¿Cómo se calcula la TIR?

La Tasa Interna de Retorno (también conocida como Tasa Interna de Rentabilidad) se calcula utilizando la siguiente fórmula matemática:

formula-TIR

  • Ft es el flujo de caja en el periodo t.
  • I es el valor del desembolso inicial de la inversión.
  • n es el número de períodos considerado.

¿Cómo funciona la Calculadora de TIR?

La manera más sencilla de calcular la Tasa Interna de Retorno del proyecto o la empresa es usando la sencilla calculadora online del TIR. Para utilizarla simplemente hay que rellenar el campo inicial de la inversión realizada (cuánto dinero se ha invertido) y después rellenar los cobros y los pagos anuales para hallar así el flujo de caja.

Con estos parámetros rellenados la herramienta calculará automáticamente la Tasa Interna de Retorno. Una vez calculada puedes realizar todos los ajustes que consideres e ir viendo las variaciones en el valor de la TIR.

Normalmente los inversores aceptarán invertir en aquellos proyectos cuyas Tasa Interna de Retorno sea mayor de lo que obtendrían dejando la inversión a renta fija.

Otra de las opciones que existen para valorar la rentabilidad de un proyecto empresarial es la realización de un plan de viabilidad que nos permita hacer una estimación sobre cuál será la rentabilidad de una empresa. Para ello, se deben calcular los costes y hacer una previsión de ventas que nos permitirá ver los beneficios que producirá el negocio. Los planes de viabilidad son imprescindibles, antes de la creación de nuevas empresas.

Si queremos completar nuestro análisis de viabilidad antes de invertir en un proyecto nuevo podemos calcular el WACC o Coste Medio Ponderado del Capital, pues tiene en cuenta tanto los recursos propios como la deuda a la hora de financiarse.

Plan de viabilidad

¿En qué se diferencian la TIR y el VAN?

Es posible que siempre veas estos dos conceptos de forma relacionada, ya que se utilizan de forma conjunta a la hora de calcular las inversiones. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta cuál es la diferencia existente entre ellos.

Por un lado, debemos tener en cuenta que la TIR, como su nombre indica, tasa interna de retorno, expresa un porcentaje de rentabilidad que va a ofrecer un proyecto. Mientras tanto, el VAN ofrece un valor absoluto neto, es decir, que muestra en una unidad monetaria el valor del proyecto a día de hoy.

Además, también vemos diferencias en la forma de tratar los flujos de caja a la hora de realizar sus cálculo. Por ejemplo, el VAN tienen en cuenta los vencimientos de los flujos de caja, lo que da preferencia a los más cercanos y reduce el riesgo. Esto asume que los flujos de caja se reinvierten a la misma tasa de rentabilidad. Pero por otro lado, el TIR no considera que los flujos de caja se reiniviertan en el proyecto, sino a un tipo de rendimiento, lo que sobreestima la capacidad de inversión del proyecto empresarial.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la TIR?

Como todos los indicadores para medir la rentabilidad de las inversiones, la TIR tiene sus pros y contras. Entre las principales ventajas que ofrece la TIR encontramos:

  • Utiliza los flujos de ingresos y gastos descontados, considerando el coste del dinero en el tiempo, lo que la convierte en una herramienta dinámica.
  • Se calcula de forma relativamente fácil cuando se tiene determinado el coste de capital del proyecto.
  • Ofrece la posibilidad de monitorizar de forma rápida y constante la rentabilidad del proyecto.

Sin embargo, también posee algunas desventajas como:

  • En ocasiones es complicado calcular con precisión los costes de capital, ya que las empresas poseen diferentes formas de financiación y muchas veces son diferentes los términos que se negociaron en los contratos de préstamo.
  • La TIR no tiene en consideración la reutilización de los flujos de caja positivos, los cuales pueden ser reinvertidos en el proyecto durante su vida útil.
  • No tiene en cuenta las fuentes de financiación en el caso de que se produzcan flujos de caja negativos, lo que provocaría un déficit de caja que debería ser cubierto por fondos que provengan de alguna fuente de financiación con un coste determinado.

  • ¿Te ha sido de ayuda?
  • No