¿Cuántos kilos puedo perder en un mes?

¿Estás pensando en adelgazar y quieres saber cuánto peso puedes perder? Aprende cuántos kilos se pueden perder en un mes y qué es necesario para conseguirlo.

cuantos kilos puedes perder en un mes

Cada vez que pasan las Navidades y se acerca o termina el verano comienzan los propósitos para bajar de peso, ya sea para eliminar esos kilos de más que hemos cogido durante las vacaciones o para prepararnos de cara a los días más calurosos del año. El problema es que a veces convertimos la pérdida de peso en una carrera por bajar la mayor cantidad de kilos en el menor tiempo posible, llegando a recurrir a las peligrosas dietas milagro o hábitos nada saludables como dejar de comer. Existe una media de kilos que podemos llegar a perder en un mes, sin riesgo para la salud y de forma saludable. Sólo hay que seguir los pasos adecuados e incluir el deporte en nuestras rutinas.

¿Cuánto peso se puede perder en un mes?

Si llevamos a cabo una dieta equilibrada y saludable, podemos llegar a perder entre 3 y 5 kilos. No obstante, es importante tener en cuenta que la mayor o menor pérdida de peso puede variar en función de cada persona, del peso que tenga y de los hábitos de vida que tenga.

De ahí que haya que tener cuidado con todas esas dietas que nos prometen una gran pérdida de peso en pocas semanas o meses, ya que es posible que acaben poniendo en riesgo nuestra salud.

Debemos tener en cuenta que se necesita unas 3.500 calorías para poder reducir unos 450 gramos de grasa, por lo que si conseguimos quemar 1.000 calorías al día con un poco de ejercicio y una disminución de las calorías ingeridas podríamos perder hasta 1 kilo a la semana. El tipo de deporte que practiquemos también puede influir en la velocidad de pérdida de peso, ya que no se queman las mismas calorías nadando que corriendo o en bici, por ejemplo.

Es importante tener presente que como nos explica el portal especializado en deporte Guiafitness quemar calorías y grasa no es fácil, es un proceso que requiere de actividad física y de hábitos más saludables a la hora de comer. Por eso, las pérdidas drásticas de peso en poco tiempo suelen estar asociadas a la pérdida de líquidos más que a la pérdida de peso real, que conlleva la eliminación de tejido graso.

También es posible que en algunos casos no se perciba un cambio de peso sustancial porque hay dietas con las que a la vez que quemamos la grasa aumentamos la masa muscular. De ahí la importancia de tener en cuenta otros valores como el volumen, pues una kilo de grasa y un kilo de músculo pesan lo mismo pero el músculo abulta menos que la grasa, además de ser más beneficioso el peso muscular que el de tejido graso.