¿Cuántas veces debes sentir al bebé al día si estás embarazada?

¿Cuántas veces debes sentir al bebé al día si estás embarazada? Debes notar al bebé al menos 10 veces en una o dos horas en función de su actividad.

Cuánto se tiene que mover un bebé durante el embarazo

Una de las dudas más frecuentes de las madres primerizas es ¿cuántas veces debo sentir al bebé al día? La realidad es que la respuesta es muy relativa y depende básicamente de la etapa gestacional en la que te encuentres. Sin embargo, los expertos a la hora de dar un dato, no se ciñen al dato diario, más bien señalan que es aconsejable notar al bebé al menos 10 veces en una o dos horas.

¿Cuántos movimientos fetales puedo percibir al día?

En el primer trimestre la mujer todavía no siente los movimientos del bebé, estos aumentan en la mitad de la gestación y durante el tercer trimestre los movimientos del bebé tienen lugar varias veces durante cada hora. Aunque la regularidad dependerá del momento del día y del comportamiento del bebé. Existen momentos en los que la madre está activa y el balanceo hace que el bebé esté descansando y otros momentos cuando la embarazada duerme o está más tranquila puede estar mucho más activo.

La cantidad de veces que debes sentir al bebé ya sean patadas, estiramientos, vueltas o golpes se establece en 10 movimientos a la hora. En general, los bebés suelen moverse más por la noche cuando la madre está tranquila o después de comer.

Además de los controles prenatales, el movimiento fetal es un gran indicador en los embarazos de riesgo, a partir de la semana 26 es básico llevar un conteo de las veces que se mueve el peque y realizar un seguimiento con regularidad. No se trata de estar todas las semanas del embarazo y todo el día pendiente, más bien de llevar un control que puede ofrecer información sobre el estado del bebé y aprender a reconocer los patrones de estos movimientos.

Aprender a contar las patadas de tu bebé es clave, debido a que un cambio en la dinámica de sus movimientos puede implicar que se esté generando algún problema y más si te encuentras en la recta final del embarazo.

En este aspecto es básico tener en cuenta cuándo puede producirse una reducción de movimientos o de la actividad del bebé. Acude a tu ginecólogo para evaluar el bienestar del bebé y comprobar que todo sigue su curso si detectas una disminución de los movimientos fetales que no consideras normal.

Bibliografía:

  • CABANYES TRUFFINO, J. El comportamiento fetal: una ventana al neurodesarrollo y al diagnóstico temprano. ISSN 1139-7632. Consulta online: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322014000400012
  • FROEN. J. F. HEAZELL. A.E.P, TVEIR. J. V.H. SAASTAD. E, FRETTS. R.C, FLENADY. 2008 Fetal movement assessment. Seminars in Perinatology. Consulta online: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0146000508000475?via%3Dihub

Temas: Embarazo.