¿Cuántos tipos de memoria hay?

Sensorial, a largo plazo y a corto plazo. Así se clasifica nuestra memoria. Descubre la función de cada uno de estos 3 tipos de memoria.

Memoria sensorial, memoria corto plazo y memoria a largo plazo

Cuando hablamos de nuestra memoria hablamos de aquella capacidad que tiene nuestra mente para almacenar la información y las experiencias que vivimos. Es por ello que cuando hablamos de los tipos de memoria que existen hablemos de la memoria a largo plazo y de la memoria a corto plazo. Sin embargo, a esta clasificación se le puede añadir un tercer elemento, la memoria sensorial.

Por lo que en total hablamos de tres tipos de memoria: a largo plazo, a corto plazo y memoria sensorial. ¿Quieres saber más sobre ellas? ¡Sigue leyendo!

1. La memoria a largo plazo, basada en la conciencia y en la inconsciencia

Es aquella que almacena nuestras experiencias, la información, las creencias y nuestras habilidades durante mayor tiempo, por lo que se dice que su capacidad es más bien ilimitada. Se diferencian dos tipos de memoria a largo pazo: 

  • La memoria a largo plazo que es implícita. Es resultado de aquellos procesos inconscientes. Nos encontramos ante la memoria que está relacionada con la forma de saber hacer las cosas, por lo que se llevan a cabo de forma automática. También puede ser conocida como procedimental.
  • La memoria a largo plazo que es explícita. Es resultado de una percepción de la realidad basada en la conciencia. También es conocida como memoria declarativa.

Ahora que ya sabes más sobre este tipo de memoria, también puedes saber cómo es tu memoria mediante la calculadora de memoria, puesto que te ayudará a saber en qué estado se encuentra tu memoria, aunque siempre será tu médico especialista quien mejor te pueda hablar sobre ello.

2. La memoria a corto plazo, la memoria de trabajo

Como su nombre bien indica, este tipo de memoria es aquella que procesa de una forma temporal nuestros recuerdos y experiencias, por lo que se trata de una memoria más bien limitada.

Sin embargo, la memoria a corto plazo es una memoria que se puede entrenar y estimular a través de sencillos juegos y ejercicios basados en el recuerdo de lo visual.

3. La memoria sensorial, la que se refiere a los lapsos del tiempo

La memoria sensorial es aquella que se encarga de gestionar nuestros sentidos y es la que tiene una menor duración. En este sentido, la memoria sensorial puede ser icónica, ecoica o háptica.

Fuentes consultadas:

  • Pérez, E. (17 de julio de 2017). Tipos de Memoria. Blog Udima, Universidad a Distancia de Madrid. Recuperado de: https://blogs.udima.es/psicologia/tipos-de-memoria/.

Temas: Salud.