¿Qué es el Valor Actual Neto (VAN)?

¿En qué consiste el Valor Actual Neto o VAN? Conoce el significado de de este concepto y aprende la fórmula para calcular la rentabilidad de un negocio.

Calcular VAN

¿Quieres conocer la rentabilidad de un proyecto? Conoce qué es el VAN y cómo se calcula para saber si debes aceptar o rechazar una inversión.

El Valor Actual Neto es una forma de medir una inversión para saber cuánto dinero se va a ganar o perder con un proyecto empresarial. Consiste en estudiar todos los cobros y pagos de una empresa o inversión para saber en términos absolutos el resultado de esa inversión.

Para obtener el VAN se calcula el resultado de los todos los flujos de caja de un proyecto descontado al tipo de interés que se determine. De esta forma, podemos saber la rentabilidad exacta la inversión. El resultado se mide en la unidad monetaria correspondiente, ya sean dólares, euros, etc.

El VAN está muy relacionado con la Tasa Interna de Rentabilidad, en referencia a la valoración de la rentabilidad de proyectos. Para poder conocer cuál ha sido la rentabilidad de una inversión, ya realizada, es mejor calcular el Retorno de la inversión que nos ofrece el porcentaje de beneficios sobre el dinero invertido.

Fórmula del VAN

Para calcular el Valor Actual Neto de la inversión de un proyecto es necesario aplicar la fórmula del VAN que puedes ver a continuación:

Fórmula VAN

Donde cada incógnita significa:

  • Vt representa los flujos de caja en cada periodo t.
  • Io es la cantidad de dinero inicial de la inversión.
  • n indica el número de períodos que se consideran.
  • se refiere al tipo de interés definido.

Tras calcular el Valor Actual Neto debemos saber interpretar el resultado para saber si es rentable la inversión que estamos estudiando realizar. Para ello debemos saber que si el Valor Actual Neto es positivo, la inversión será rentable y se puede aceptar la inversión en ese proyecto. Por el contario, si el resultado es negativo, la inversión produciría pérdidas, por lo que no deberíamos aceptar esa inversión.

¿Qué ocurre en el caso de que el resultado sea 0? Esto significaría que la inversión realizada no produciría beneficios, pero tampoco pérdidas. En este caso, deberíamos valorar la inversión en otros términos. Por ejemplo, podríamos apostar por esta inversión en términos estratégicos, con el objetivo de mejorar nuestra imagen o el posicionamiento de mercado que tenemos actualmente.

Si te parece muy complicado realizar el cálculo del VAN a través de su fórmula, puedes utilizar la calculadora de VAN para obtener este resultado de forma rápida y sencilla.