¿Cuántos trabajos poner en el CV?

Cuando elaboras tu currículum te encuentras con la siguiente duda: ¿cuántos de tus empleos anteriores debes incluir en él? Nosotros te damos la respuesta.

Qué trabajos poner en el CV

Al dar forma a tu currículum vitae hay una cosa que debes tener clara: que tu CV se adapte a la oferta y empresa a la que te postulas como candidato. Esto hace que al rellenar el apartado del currículum «Experiencia profesional» surja una duda: si has trabajado en varios empleos distintos, ¿cuántos trabajos debes incluir en tu CV? Vamos a conocer la respuesta.

Cuántos trabajos debes poner en tu currículum

Para responder a esta pregunta debemos tener en cuenta dos situaciones posibles que puedes encontrarte al preparar tu currículum:

Acumulas varios empleos distintos entre sí

En ocasiones ocurre que pese a tener un perfil laboral muy concreto, diversas circunstancias han provocado que un candidato tenga en su historial varios trabajos, todos muy distintos entre sí: cada uno perteneciente a un sector distinto, unos muy cualificados y otros no tanto, etc.

En estos casos, está claro que el criterio que debes seguir al redactar tu currículum es incluir solo aquellos trabajos relacionados con la oferta de empleo actual.

O, como mucho, los trabajos que, sin estar relacionados, hayan aportado algún conocimiento o competencia relevante a tu perfil para el puesto que la empresa quiere cubrir. En ese caso, asegúrate de explicar claramente esa relación con el puesto, o parecerá una experiencia fuera de lugar.

Acumulas muchos empleos similares

Por otro lado, tenemos aquella trayectoria laboral en la que se ha trabajado en muchos empleos, pero todos muy similares entre sí, pertenecientes todos al mismo sector profesional.

En este caso la dirección a tomar es clara: debes seleccionar aquellos más importantes por las responsabilidades adquiridas en los mismos, en aras de mantener una extensión adecuada para el currículum y no distraer al reclutador con información redundante.

Aunque descartes algunos empleos más antiguos en favor de otros más recientes, asegúrate de mostrar empleos de diferentes etapas con el objetivo de que el currículum refleje una evolución profesional por tu parte.

Que descartes algunos empleos antiguos por repetición no quiere decir que dejes etapas de tu trayectoria profesional sin reflejar en el currículum, especialmente si de entre los muchos tipos de CV que existen estás elaborando un currículum cronológico, ya que podrían parecer periodos de inactividad.

 

Generalmente, te encontrarás con que en tu caso se da una situación u otra, aunque puedes acumular ambos tipos de experiencia en el currículum: tanto muchos empleos similares como otros muy variados.

Si es así, aseguráte de cumplir ambas máximas: evitar la repetición y seleccionar los más adecuados para el puesto.

Temas: Empleo.