Calculadora de Periodo Medio de Maduración

¿Cuánto tiempo transcurre entre que pagas a tus proveedores y cobras a tus clientes? Descubre la Calculadora de PMM para calcularlo rápidamente.

¿Cuánto tiempo tarda una empresa en recuperar el dinero que ha gastado con la compra de materiales a través de la venta de sus productos? Esto es lo que se conoce como el Periodo Medio de Maduración (PMM) o ciclo de explotación de un producto, ya que nos permite conocer el tiempo que ocurre desde que pagamos a nuestros proveedores hasta que cobramos el dinero a nuestros clientes.

Conocer este dato es fundamental para el desarrollo de nuestra empresa, por lo que, en nuestras calculadoras empresariales, podrás encontrar la calculadora de PMM con la que podrás conocer los días que pasan hasta completar el ciclo de explotación de tus productos y tomar las decisiones concretas para mejorar el funcionamiento de tu organización.

¿Cuáles son las diferentes partes del PMM?

Debemos tener en cuenta que existen dos tipos de PMM. Por un lado, existe el Periodo Medio de Maduración técnico o económico, que hace referencia al tiempo que dura el proceso desde que gastamos dinero en el proceso de producción hasta que cobramos el dinero a través de nuestros clientes. Sin embargo, también podemos encontrar el Periodo Medio de Maduración Financiero (PMMF), que se extiende desde que realizamos el pago a nuestros proveedores hasta que cobramos el dinero por la venta de nuestros productos.

Para saber cuál es el PMM de nuestra es necesario saber que posee diferentes periodos a través de los que se calcula:

  1. Periodo Medio de Aprovisionamiento (PMA): hace referencia al tiempo que transcurre desde que se compran las materias primas hasta que se incluyen en el proceso de fabricación.
  2. Periodo Medio de Fabricación (PMF): se refiere al tiempo que dura el proceso de producción de los productos de la empresa.
  3. Periodo Medio de Venta (PMV): es el periodo que pasa desde que se fabrica un producto hasta que se vende.
  4. Periodo Medio de Cobro (PMC): consta del tiempo que transcurre desde que vendemos un producto hasta que cobramos la factura.
  5. Periodo medio de pago a Proveedores (PMP): son los días que pasan hasta que pagamos a nuestros proveedores.

¿Cuál es la fórmula del Periodo Medio de Maduración?

Como ya hemos comentado, el Periodo Medio de Maduración económico o técnico son los días que pasan desde que invertimos algo de dinero en nuestro proceso de producción hasta que cobramos el dinero vía nuestros clientes. Por ello, tenemos que aplicar la siguiente fórmula:

PMM = PMA + PMF + PMV + PMC

¿Cómo se calcula el Periodo Medio de Maduración Financiero?

En el caso del Periodo de Maduración Financiero, entra en juego el pago realizado a los proveedores. Por ello, para averiguar el PMMF deberíamos restar el PMP al anterior resultado:

PMMF = PMA + PMF + PMV + PMC

¿Cuál es el PMM ideal para tu empresa?

Debemos tener en cuenta que no existe un PMM estándar que nos diga si el funcionamiento de nuestra empresa es correcto. Para valorar los Periodos Medios de Maduración es necesario compararlos con las diferentes empresas del sector, lo que nos aportará información acerca del dinamismo de nuestra actividad empresarial.

Lo que si que podemos saber es que cuanto más corto sea nuestro PMM, mayor será el ritmo de nuestra empresa porque se producirán más ciclos de explotación. Cada vez que se produce un ciclo de explotación se denomina rotación, y una alta rotación se traduce en una mayor eficiencia de la empresa.

Sin embargo, cuando poseemos un Periodo Medio de Maduración bastante alto, significa que nuestra rotación es baja, ya que se producen menos ciclos de explotación. Esto reduce la eficiencia de la empresa y, además, aumentan las necesidades de financiación de la organización y los costes que se derivan de ella.

¿Es posible tener un PMM negativo?

Sí. Aunque existen muy pocas empresas que pueden alardear de tener un Periodo Medio de Maduración negativo, debemos tener en cuenta que sí que existe esta posibilidad. Cuando se dan estas situaciones significa que las empresas cobran sus productos antes de pagar a sus proveedores. Esto supone una situación ideal para las empresas, ya que reduce muchos sus costes de financiación.

Uno de los ejemplos donde podemos encontrar PMM negativos son los supermercados. Esto se debe a que no poseen días de cobro, ya que cobran al instantes sus productos vendidas, mientras tanto poseen amplias facilidades a la hora de pagar a sus proveedores, debido a su gran poder de negociación.

  • ¿Te ha sido de ayuda?
  • No